Amorteca » Reflexiones » Los golpes que nos da la vida

Los golpes que nos da la vida


Hay ocasiones en las que no sé como reaccionar ante las pruebas que se levantan frente a mí. Gente que me juzga sin conocer mis problemas, circunstancias que me sumen en la más absoluta oscuridad y mi único deseo de que solo se trate de una pesadilla. La sensación de que he cometido una gran equivocación y que por más que trate de remediarla, el pasado siempre estará ahí para recordarme que es difícil salir adelante.

golpes

A veces quisiera gritar muy fuerte y que todo el mundo me escuchara; compartir parte de mi dolor no para que me comprenda, sino para que ellos puedan sentir como se siente cuando te estás derrumbando por dentro.

Pero el silencio es todo lo que sale de mis labios, pues me es imposible volver a confiar. Y no quiero hacerlo, porque mi corazón no soportaría otra decepción y mis ojos están cansados de llorar.

¿Cómo reaccionar cuando la vida misma te golpea con toda su fuerza? ¿Cómo aprender la lección cuando sientes que estás a punto de dejarlo todo atrás? Tus sueños, tus seres queridos, las motivaciones que te despertaban día con día para salir de la cama y enfrentarte a la realidad.

Hay muchas preguntas en mi cabeza, aunque ni siquiera tengo la seguridad de llegar a conocer la respuesta para cada una de ellas. Siento que podría salir corriendo en cualquier momento sin detenerme a mirar atrás, y de verdad es lo que más me gustaría; más hay tantas cosas que me retienen. Mis miedos y complejos a veces me dejan sin fuerzas para seguir luchando, porque tengo el presentimiento de que por más que lo intente, todo el tiempo habrá algo que amenazara con hacerme caer.

Las palabras hirientes de alguien, la decepción de una persona a la que amo, el temor a fallarle a quienes cuentan conmigo. Miro a mi alrededor y me doy cuenta de que quizá no existe justicia.

Gente buena que se esfuerza por sobresalir y solo recibe indiferencia. No sé porque pasan tantas cosas injustas en la vida, pues es como si todo lo que nos rodeara, se esforzara cada vez más por ponernos piedras en el camino hacia nuestra felicidad.

Supongo que todo lo que me queda es tratar de levantarme. Me siento con el ánimo por los suelos y difícilmente, podrá confiarle mis sentimientos y miedos a alguien una vez más. Lo más irónico es que muy dentro de mí, aún tengo el presentimiento de que queda algo por lo que tengo que luchar; al menos hacer un esfuerzo por cambiar las cosas.

Sé que voy a encontrarme con tantos impedimentos, que ni siquiera sé por donde podría empezar. No obstante, no puedo dejr ir la sensación de que por una vez en la vida, puedo ir contra la corriente y demostrar que valgo ante los demás; ya no para darles gusto, sino para sentirme mejor.

Creo que ese es el propósito de todo ser humano. Vencer los miedos y dominar lo triunfos, por más pequeños que estos sean.

He tenido que pasar por muchas cosas hasta el día de hoy. Quiero dejar de tener miedo. Quiero mostrar confianza ante quienes me rodean y dibujar una sonrisa sincera en mi rostro, por primera vez desde hace tanto tiempo. La vida me ha pegado con todo lo que tiene y sinceramente, ya no sé si podré volver a sentir dolor de nuevo, porque siento que lo he dejado salir todo con mi última desilusión.

No sé lo que sucederá el día de mañana, pero creo que deseo averiguarlo. Sea bueno o malo para mí. Porque sea lo que sea, me hará sentir una vez más con vida.


Crecemos gracias a ti, comparte :)



Antes de irte, déjanos tu opinión :)

comments powered by Disqus