Amorteca » Poemas » Los poemas vanguardistas más originales

Los poemas vanguardistas más originales


Los poemas vanguardistas surgieron como una manera de escapar de las formas tradicionales de elaborar poesía, adoptando un estilo más libre que incorporaba sonidos e imágenes que evocaban situaciones imposibles, como paisajes oníricos o pesadillas, planos temporales y otros aspectos que de ninguna manera solemos ver en los poemas convencionales. A pesar de esto, suponen una buena opción para expresarte sin restricciones y explorar nuevas formas de creatividad.

vanguardia

El día de hoy compartiremos contigo, algunos poemas vanguardistas 100% originales, que puedes utilizar para impresionar a tus amigos o de inspiración para crear los tuyos propios. Una vez que los leas te darás de que esta corriente, es muy interesante para crear hermosas poesías.

Lágrimas nocturnas

La sal de mi llanto se confude en el manto cálido de la noche

soñe que estabas a mi lado cuando el silencio de las estrellas emergía

en medio de un bosque frondoso como el atardecer

abriendo las puertas de mi más profundo sentimiento

inundando mis ojos con el amargo de tu recuerdo.

Las flores del jardín se tiñen de rojo cuando se cierne la medianoche

el sol se ha ocultado porque aborrece cada uno de mis lamentos

las luces del cielo cayeron sobre mí cuando más me dolía tu ausencia

y el reflejo de tu sombra grabado al rojo vivo sobre mi piel

sobre cada llanura de la geografía de mi cuerpo.

Soñé que crecían alas sobre mi espalda

y me llevaban a los confines de un mundo paralelo

en donde el tiempo se detenía y me decías que me necesitabas

pero la necesidad es un concepto que para ti perdió significado

y para mí fue la pérdida de la razón.

Lágrimas nocturnas que no hoy no son más que la prueba de tu abandono

el frío del Invierno recorre mis venas y extingue el calor de mis labios

como en un sueño te vuelves a mí una vez más

pero me doy cuenta que el alba se aproxima iluminando una vez más mi soledad

marcando el comienzo infinito de mis angustias.

Espadas de hielo

¡Las espadas de hielo se aproximan

listas para descargar el golpe certero de la Aurora Boreal

que alumbrará cada una de mis desventuras!

No cometas la falta si no estás dispuesto a pagar el precio

todo error siempre tiene su culpa y su penitencia

eso es algo que me forcé a descubrir con el paso del tiempo.

Los lobos desgarraron mi carne mientras deambulaba en medio del camino

las espinas se clavaron suavemente contra la planta de mis pies

las nubes oscurecieron el cielo que cubría mis esperanzas.

¡Las espadas de hielo están más cerca

amenazan con hundirse en medio del páramo de mi corazón

son igual de devastadoras que cuando cortan las alas de la primavera!

Una vez me pregunté cual sería mi destino

si decidía enfrentar la consecuencia de mis pecados

dejando a un lado el temor y asumiendo el pedazo de desdicha que me tocaba.

Hoy lo sé y secretamente me regocijó en mi propia desdicha

las horas serán mis mejores aliadas para llegar al final

más no para ayudarme a encontrar las respuestas que me hacen falta.

¡Las espadas de hielo han cortado el horizonte

ya puedo oír el rugido furioso de su ataque desde aquí

y esta vez me quedaré a esperarlas junto con mi castigo!

Nada se llevá la Primavera

No hay nada de lo que pueda arrepentirme

mientras observó como comienza a apagarse el color de las flores

pero muy en mi interior tengo la seguridad

de que triunfará mi pasión cuando la nieve venga a llevarse el canto de los pájaros.

Mira como está dispuesta a marcharse

no vuelve ni una mirada atrás porque sabe lo que le espera

es el dilema más eterno que tenemos en el mundo

que una y otra vez se ve librado de su permanencia.

Ya llegan los últimos rastros de las briznas de lozanía

que antaño decoraran los prados de tus ojos

hoy tenemos que aceptar que nada se lleva la Primavera

de lo que tú o yo, podamos condenarnos.

Sueño de un amanecer

Antes de levantarme soñe con el vacío

la oscuridad inundaba cada uno de los rincones de mi hogar

y yo palidecía ante la presencia de elementos intrusos

que titilaban brevemente y luego se volvían a ocultar

detrás de un velo de negrura infinita.

Luego miraba hacia los campos y las llanuras

que día con día me devolvían la mirada con el verdor de su presencia

pero estos en cambio me desconocían

como si no atinaran a ver nada más que el oscuro manto que los rodeaba

 y de nuevo me encogí en la más absoluta soledad.

La pesadilla se hizó más terrible cuando entre las nubes

apareció el claro resplandor de un hombre de cara pálida

que clavó sus ojos en mí con macabro regocijo

me indicó en silencio que me encontraba en sus dominios

y yo buscaba en vano una puerta por la cual escapar.

Desperté trastornado después de correr por laberintos de humo y estrellas

pude ver con alivio un cielo teñido de escarlata asperando a mi ascenso

y pude avanzar en medio de vapores pintados de rosa, violeta y naranja

mientras me decía a mi mismo que solo se trataba de un sueño

en el que nunca más me volvería a sumir.

Reflejos del óceano

Tuve la suerte de contar con una vieja caña de pesca

me monté en la espuma de una ola que galopaba a mi encuentro

y dejé que me llevará más allá de la costa

hasta el centro acuático de donde emergen todas las corrientes.

Coloqué una estela de plata en el extremo del hilo como anzuelo

y la lancé hasta hacerla tocar lo más profundo de los siete mares

deslizándola en medio de arrecifes de coral

y monstruos que quizá esperaban ansiosos mi caída.

Las aguas embravecidas me advirtieron los minutos que me quedaban

antes de que ellas mismas pudieran absorberme

y acabar con mi vida en medio de un suspiro

cuando quizá las criaturas del mundo subacuático acogieran mis restos.

Pero quisé anticiparme a un accidente de mi destino

y tiré de mi caña con la fuerza que me confería mi anhelo

obtuve reflejos de óceano que guarde dentro de un tarro de cristal

mientras hacía que las olas me devolvieran de nuevo a tierra firme.

El mar había perdido su oportunidad de llevarme hasta sus más profundos abismos

y yo había vencido hasta lograr distinguir

esa pequeña avertura que separa el pasaje de la imaginación a la realidad

sabiéndome impenetrable ante la separación entre ambos mundos.

Hoy llega la hora en que a veces observó los destellos que he almacenado en aquel frasco

el óceano me devuelve una pequeña parte de sus ojos desde el interior

y yo me pierdó en la inmensidad de su reflejo contenido en un rincón de mi habitación

hasta que llegue el día en que inevitablemente me vuelva parte de él.

¿Qué piensas acerca de los poemas vanguardistas? Muchos de ellos puedes resultar extraños, a la par que hermosos. A nosotros nos encantará leer un comentario tuyo, mientras tú sigues disfrutando de todo el material que tenemos para ti, de modo que no te olvides de obsequiarnos con tus opiniones.


Crecemos gracias a ti, comparte :)


30 Frases para Enamorar

Frases para enamorar



Antes de irte, déjanos tu opinión :)

comments powered by Disqus