Amorteca » Poemas » Las poesías más románticas

Las poesías más románticas


Los poemas siempre han sido una de las formas de expresión más eficaces para conquistar a quien se ama. Si tú tienes una pareja a la que deseas expresarle tu cariño o deseas hacerlo con alguien muy especial, que aún no se ha dado cuenta de tus sentimientos, quizá alguna de las poesías románticas que hemos traído el día de hoy para ti, puedan ayudarte a conseguirlo. Cada una de ellas es 100% original y deseamos que las utilices para hacer feliz a quien es importante para ti. Deseamos que las disfrutes al máximo y por supuesto, que te sean de gran utilidad.

románticas

Entre la duda y el corazón

Te vi pasar una vez a lo lejos y sin querer lo imagine

eran tus manos en torno a los latidos de mi corazón

que desbocados ardían de pasión y de deseo

tan solo de prodigarte algo del amor que por ti sentían

pues lograste tocar el lado más profundo de mis sentimientos.

¿Qué has hecho de mis sentidos y de mi razón?

No encuentro motivo alguno que me ayude a superar tu recuerdo

tus ojos me persiguen en cada uno de mis sueños

en cada una de las palabras que escucho en el viento

pues tanto es mi anhelo por conseguir uno solo de tus besos.

Tu mirada es como un resquicio de cielo étereo

que se cuela por las ventanas de mi alma

siempre has tenido poder sobre mí y mis pensamientos

conforme el tiempo pasaba tu memoria regresaba con más fuerza

y se desvanecía entre mis manos como arena entre mis dedos.

Nunca encontraré placer más dulce que el de perderme en tus pupilas

ni tortura más deseada que la del roce de tu piel

me muevo perdido en un laberinto de sombras y deseos

mientras mis pasos divagan sin encontrar su rumbo

atrapados entre la duda y el corazón.

Imaginaba encontrarte

Imaginaba encontrarte en un paraje construido de sueños

mientras la brisa movía suavemente tus cabellos

y los rayos del sol ponían color sobre tus mejillas

que aguardaban la caricia de mi mano, pacientes

hermosas como la sensación de una flor en pleno verano.

Imaginaba encontrarte cuando el ocaso descendiera sobre nosotros

y la noche extendiera su mano llena de estrellas encima de nuestras cabezas

si el agua soltaba un murmullo cercano y descendía sobre el riachuelo

yo acudiría a su encuentro para mirarme en el remanso

y encontrar el profundo color del reflejo de tu mirada, más clara que nunca.

Imaginaba encontrarte en un sendero poblado de rosales

que tal vez me hirieran con sus espinas y me obsequiaran con sus flores

mientras un rayo de luna llegaba a iluminar el más bello de mis pensamientos

pues tú estabas siempre presente para inspirarlo

tu aroma inundando cada uno de mis sentidos y de mis emociones.

Imaginaba encontrarte incluso en mi último aliento

pues siempre tuve la certeza de que este sentimiento me acompañaría hasta la muerte

si era preciso y deseaba hacerlo, ¡oh cuanto lo deseaba!

Amarte sin prisa y hacer que perdurara más allá del tiempo

como un legado que hiciera a las estrellas caer del firmamento.

Imaginaba encontrarte cuando no tenía esperanzas

en el árido desierto que era mi corazón

antes de tu llegada, los rincones se encontraban vacíos

hiciste que brotara en mí algo más inmenso que mi propia razón

eres todo cuanto sueño y todo cuanto forma parte de mi corazón.

Si la noche nos aguarda

¿Qué más podemos dudar, si las estrellas no están esperando?

Dejar atrás tus miedos es mi única ambición

Amaría hasta el más mínimo detalle de tu persona

con todos tus defectos y tus incipientes virtudes

sin esperar momento alguno, pues la noche nos aguarda.

Todo en ti me recuerda al más antiguo de mis sueños

me movía despacio, sintiendo como el otoño me daba la bienvenida

tus oos me miraban y sentía como mi corazón se hinchaba de gozo

despiertas tantas cosas en mí y a la vez

provocas que nazca en mi interior un sentimiento tan sutil.

No quiero perderte cuando despunte el alba en el horizonte

si las palabras de amor son eternas

¿por qué no habrían de serlo las horas también?

El calor de tus brazos y el sabor de tus labios

es todo cuanto necesito para sentir que la vida vuelve a mí.

Tal vez en un tiempo distante podamos encontrarnos permanentemente

y nuestros caminos no tengan que separarse jamás

seguirás viviendo en mi memoria con cada uno de tus gestos

pues no hay nada más grande que pueda combatir el fuego que arde en mi corazón

refulgente y abrasante, si la noche nos aguarda,

Mi vida sin ti

No podría concebir jamás mi vida sin ti

pues son tus ojos la luz que guía mi sendero

y tu voz el sonido que esclarece mi alma,

jamás encontraré otro motivo por el cual vivir

si carezco de tus brazos en torno a mí.

Soñé una vez que te marchabas

y me sumía en la más profunda oscuridad

mis sueños se volvían polvo

y la primavera que reinaba en mi corazón se desvanecía

congelándolo por completo.

Jamás podría imaginar que mi vida sin ti

volviera a ser la misma

pues eres la única razón que impulsa mis emociones

el único destino que puedo encontrar

al final de cada uno de mis deseos.

Los segundos son el más dulce suplicio a tu lado

porque se escurren como el tesoro más valioso

y al mismo tiempo me brindan el más bello recuerdo

que pudiera perdurar en lo más hondo de este corazón

aún a pesar de los años.

Nunca podría pues, soportar la vida sin ti

porque cada paso sería un lamento

siempre en busca del calor de tus atenciones

de la calidez de tu boca

y el consuelo de tus manos.

Para amarte

Eres brisa, eres verano y el calor de los rayos del sol

eres la luz que se escapa de las estrellas

y es recogida por las aguas del mar y el reflejo del óceano

eres la única prueba de que no necesito de ningún motivo

ni razón alguna para amarte de la manera en que lo hago.

Eres el canto de las aves en una mañana despejada

y el aroma de las flores cubiertas de rocío

el eco del latido de mi corazón resonando dentro de las paredes de mi pecho

con cada segundo que transcurre dentro del influjo de tu mirada

pues un solo encuentro con tus pupilas me basta para amarte.

Eres mi único anhelo y a la vez mi más grande maldición

mi condena es seguirte a través del paso de tiempo

pues tengo la seguridad de que este sentimiento

no podrá desvanecerse con los siglos

porque tampoco me hace falta medir los minutos para amarte.

Eres el motor que impulsa mis sueños y mis más grandes deseos

el canto que eleva hasta el más recóndito de mis pensamientos

el motivo de mi existir con todos y cada uno de tus movimientos

la paz que envuelve y guía todos mis pasos

pues no existe ningún camino que me pueda negar razones para amarte.

¿Te han gustado las poesías románticas que improvisamos en el artículo de este día? Si es así, no te olvides de seguir con nosotros, ¡por que aún tenemos más material para ti!


Crecemos gracias a ti, comparte :)


30 Frases para Enamorar

Frases para enamorar



Antes de irte, déjanos tu opinión :)

comments powered by Disqus